Preguntas frecuentes

P. ¿Se trata de vivir para siempre?
R. Para siempre ya vivimos desde al menos la formación del universo, el big bang y todo eso; muchos átomos de los que estamos hechos son tan antiguos como ese día, si lo hubo.
Pero es posible que usted no se refiera a eso sino a poder vivir para siempre como personas. En una palabra, no. Lo que sucede es que la persona usa las habilidades y pautas que adquiere en Serenade, lo que le permite incrementar, generalmente por este orden, la fuerza muscular, la coordinación de movimientos, la vitalidad y energía. Al mismo tiempo hay un incremento de la salud física y mental, y a los pocos meses -de dos a cuatro aproximadamente-, es cuando alguien que nos conoce nos comenta algo sobre mejoras en el porte, la figura, las arrugas alisadas, porque al cabo de este tiempo suelen aparecer los primeros signos externos de progreso. Manteniendo en una medida razonable la práctica de las pautas y la utilización de las habilidades y costumbres] aprendidas, el proceso sigue…

P. ¿Y cuánto tiempo tardaré en verme más joven?
R. Eso depende del estado en que te encuentres al comenzar el ciclo de formación. Normalmente, suponemos que debido al hecho de que las personas se suelen ver a menudo en el espejo, los primeros en notar algún cambio suelen ser otros, y alguien nos lo comenta. Tras eso se puede caer en la cuenta, o reconocer, los progresos en curso.
Ten en cuenta que, si estás muy enfermo o enferma, o muy envejecido, posiblemente tardes más en experimentar los signos externos de rejuvenecimiento, y también es bastante probable que experimentes antes una mejoría del estado general de salud.

P. Recibo sesiones o tratamientos de estética. ¿Interfiere eso con el trabajo de rejuvenecimiento personal que he iniciado en Serenade?
R. Los métodos y prácticas de Serenade no interfieren con nada de lo que puedas hacer para mejorar tu imagen. Los beneficios del Método Serenade van de dentro afuera: a partir de una situación de aumento de la salud y el bienestar surge una imagen externa más fresca y joven. Si además usas métodos externos (cremas faciales, Botox, cirugía plástica, etc…), simplemente se sumarán o potenciarán con los métodos Serenade. Lo que si queremos dejar claro es que no es necesario ningún método estético para conseguir los beneficios del Método Serenade.

P. Estoy enfermo o enferma, padezco tal o cual enfermedad crónica y sigo este u otro tratamiento. ¿Interfiere esto con el Método Serenade?
R. En general, mientras se tiene cualquier afección aguda (enfermedad o malestar reciente con síntomas intensos —dolores, fiebre, vómitos, etc…—) no es aconsejable realizar ninguna de estas prácticas hasta la mejoría, salvo en lo referente a la alimentación y unas pocas más bajo supervisión.
Por el contrario, las enfermedades crónicas pueden mejorar con el Método Serenade. De hecho, muchas dolencias asociadas a la edad son crónicas, y antes incluso de ver resultados externos, surgen los beneficios internos.
El Método Serenade no es para tratar problemas de salud o enfermedades. No obstante, puede suceder que estos mejoran e incluso se curan según se va avanzando en su práctica.
Una mente y cuerpo jóvenes implican muy poco espacio para enfermedades. Esta es la tendencia con la práctica del Método Serenade.
En todo caso, y en especial si estás enfermo o enferma, es una buena idea consultarnos o consultar con tu médico o terapeuta sobre la idoneidad de las actividades que realizas o vas a realizar, tanto en lo que se refiere al Método Serenade como otros.